Entrenan para sacar la cara en el Mundial de Atletismo

lunes, 16 de septiembre de 2019 - 0:00 AM
Por Joel Ortiz Rivera

GURABO. No todo lo que trajo la ola de calor reciente fue malo, pues pudo haber funcionado a favor del trío de corredores boricuas que irá al Mundial de Atletismo de Doha, Qatar, que se efectuará del 28 de septiembre al 6 de octubre.

De la mano del entrenador nacional, Carlos Guzmán, Wesley Vázquez, Ryan Sánchez y Andrés Arroyo han estado varias semanas entrenando sistemáticamente en la pista de la Universidad del Turabo de cara al compromiso, aunque por momentos, el azote resultó demasiado.

“Empezamos entrenando a las 4:00 p.m., pero por la temperatura y la alta humedad bajamos la hora a las 5:00 p.m.”, dijo Guzmán antes de la penúltima práctica del grupo, que viaja este jueves a medio oriente. “Allá (en Doha) vamos a encontrar temperaturas de 100 grados (F), pero aunque el estadio es abierto, tiene un sistema de aire acondicionado y ventilación”.

Por primera vez, Puerto Rico envía a tres corredores a un mismo evento de un Mundial de Atletismo. Guzmán dijo que se había enviado a tres a una olimpiada, en el 2012, cuando Javier Culson, Eric Alejandro y Jamele Mason participaron en 400 metros con vallas.

Vázquez y Sánchez vienen de ganar plata y bronce, respectivamente en los 800 de los Panamericanos Lima 2019, y luego Vázquez bajó de 1:44 en un evento de la Liga Diamante en París. Arroyo está entre los mejores 60 del mundo.

“En el Mundial pueden pasar muchas cosas. Son carreras estratégicas. Tengo la mente abierta en lo que pueda pasar. Pero ahora estoy enfocado con lo que me dice mi entrenador y el equipo de trabajo para poder estar en nivel para el Mundial”, expresó Arroyo.

Además de ir al Mundial, los tres ya están clasificados para la Tokio 2020 por haber registrado menos de 1:45.20.

Vázquez hizo 1:43.83 en París el mes pasado, Sánchez marcó 1:44.82 en abril en las Justas de la LAI y Arroyo hizo 1:44.96 en mayo en Georgia.

“Tenemos una capacidad bien grande a nivel mundial en 800 metros. Es difícil ver a un país con tres o cuatro atletas con 1:44 o menos. Y nosotros somos una islita”, manifestó Vázquez. “El 800 metros es un evento en que todo es posible. Es mucha táctica y nunca se sabe lo que pueda pasar. Del menos que lo esperas ese es el que gana. Yo estoy preparado y voy tras la medalla”.

Guzmán confía en los suyos y en el proceso realizado para entrenarlos, pero fue cauteloso.

“Como esto es un campeonato del mundo hay 48 corredores. Para nosotros la meta sería estar entre los mejores 24. O sea, pasar de ronda, como el baloncesto. Si alguno llega a cuartos de final, entre los primeros ocho o gana medalla, sería un resultado excelente”, finalizó Guzmán.