No dejan descansar las cisternas en los comercios

martes, 19 de febrero de 2019 - 0:00 AM
Por Lester Jiménez / Para Primera Hora

Desde que el Gobierno anunció la semana pasada un plan de racionamiento de agua potable en siete municipios del área noroeste, el teléfono en la ferretería El Combate en Aguada, no para de timbrar.

Las cisternas, los motores (bombas) y tuberías para reparaciones de contenedores de agua, son algunos de los artículos más buscados por los clientes, que comienzan a prepararse para jornadas de hasta 12 horas sin el servicio de agua potable.

“Esta mañana (ayer) recibimos un vagón lleno de reservas (cisternas) y en par de horas vendimos como seis o siete de 500 galones”, comentó el propietario de El Combate, Nelson Ruiz.

“Ayer (lunes) esto parecía que venía un temporal porque la gente venía por montones. Hoy (martes), hemos recibido muchas llamadas de personas buscando precios. La gente está muy preocupada y no es para menos. Este país no está preparado para otra situación así”, agregó Ruiz.

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) anunció la semana pasada un plan de racionamiento para Moca, Camuy, Quebradillas, Isabela, Aguadilla, Aguada y sectores de Rincón que reciben agua tratada del embalse Guajataca, cuya vivencia iniciará pasado mañana.

La corporación tendrá 73 oasis para apoyar las gestiones de los municipios para ayudar a la gente.

“Esto es como volver otra vez a vivir lo que pasamos con el huracán”, dijo Héctor Laguer, quien salió de la ferretería National Lumber & Hardware en Aguadilla, con una cisterna de 410 galones para su cuñado, Roberto Acevedo.

Sin embargo, José Cortés, gerente de la ferretería, confirmó que en este caso, contrario a la emergencia de María, la gente comenzó a prepararse con tiempo.

“Yo te diría que se han triplicado las ventas de cisternas en la última semana. Ha venido gente que, si no tiene para pagar la cisterna de 300 o 400 galones, se llevan un zafacón plástico de 65 galones”, apuntó.

Mientras, en Comercial Santos, también en Aguadilla, un enorme tanque de 400 galones colocado en la entrada del negocio parecía darles la bienvenida a los clientes.

Sin embargo, apenas era una de dos cisternas disponibles para venta.

Miguelina Pérez, administradora de Comercial Santos, dijo que se han vendido como pan caliente.

“Teníamos como 40 en almacén y solo me quedan esas dos. Ordenamos más, pero no hay. Estamos esperando a ver si llegan”, expresó Pérez.

Además de las ferreterías, también los supermercados tienen un alza en ventas de agua potable envasada.

En el supermercado FamCoop de Aguada, las paletas de cajas de agua que estibaron en una esquina interior comenzaban a desaparecer.

“Lo que es agua y cloro, se disparó la venta. La gente está viniendo constantemente a buscar esos dos productos. El cloro lo usan para desinfectar”, indicó el gerente de FamCoop, Martín Vélez.

Francisco Vázquez aprovechó su visita a FamCoop para llevarse dos cajas de agua.